Escaras (úlcera por presión)


Las escaras también reciben el nombre de úlceras por presión o de decúbito. Estas se producen cuando la piel y el tejido subyacente resulta dañado. En casos muy graves el músculo y el hueso pueden lesionarse. Hay personas que no pueden mover la totalidad de su cuerpo o parte del debido a una patología, parálisis o edad avanzada, estas a menudo sufren úlceras de presión.

Beneficios de la Cámara Hiperbárica:

– Promueve la angiogénesis.

– Mejora la hipoxia tisular.

– Promueve la formación de vasos sanguíneos.

– Favorece la microcirculación.

Debido al comprobado efecto beneficioso de la TPHB en toda clase de heridas tanto agudas como crónicas, como es el caso de las úlceras por presión, se evidencia en múltiples estudios citados anteriormente cuando hablamos de heridas en general que es una indicación comprobada para el uso de esta terapia. Aunado a las patologías relacionadas con dicha úlcera en cuanto a enfermedades crónicas, como pueden ser la diabetes mellitus, la artrosis de múltiples articulaciones, la insuficiencia vascular periférica y toda patología cuya base etiopatológica esté relacionada con Isquemia/ hipoxia como lo es el este caso las úlceras por presión (escaras)

Efectos fisiológicos de TOHB en ESCARAS (ULCERAS POR PRESION):

La OHB combina dos mecanismos complementarios: una alta presión ambiental, y la respiración de un O2 puro. Esto condiciona dos efectos distintos, un efecto volumétrico debido al aumento de la presión ambiental y un efecto volumétrico provocado por el aumento de la presión parcial de O2 que el paciente respira.

– Corrección de la hipoxia tisular general o local, por gradiente de difusión simple. En condiciones normales el O2 se transporta en los eritrocitos. La OHB realiza un aporte adicional de O2. Es un O2 disuelto en el plasma, y no sujeto a la regulación metabólica del O2 eritrocitario (puede incluso liberar oxígeno a las células aun en ausencia de hemoglobina). Por tanto, es un O2 que accede por capilaridad, transferido a favor de gradiente por difusión simple “un oxigeno extra”

– Corrección de la hipoxia local por redistribución de O2. Cuando la hiperoxia causada por la OHB es muy marcada, el organismo se defiende de ella y produce una vasoconstricción periférica compensatoria. Esta situación tiene la particularidad de que, pese a existir vasoconstricción, los niveles de oxígeno periférico son superiores a los normales, es por ello que se denomina vasoconstricción no hipoxemiante. Esta vasoconstricción sólo ocurre en tejidos sanos, y no en tejidos hipóxicos existentes en las escaras (úlceras por presión), lo que hace que estos últimos se beneficien del volumen plasmático desviado desde los tejidos no isquémicos. Se trata de “robar al rico para repartir entre los pobres”, por lo que algunos autores lo denominan efecto Robin-Hood.

– Estímulo de la cicatrización y de la angiogénesis. La OHB restablece la formación de tejido de granulación (FASE CRUCIAL EN LA CICATRIZACION) que en tejidos hipóxicos como el de las escaras se encuentra frenada. Asimismo, la alternancia hiperoxia/normoxia constituye un buen estímulo angiogenético (formación de nuevos vasos sanguíneos).

– Aumento de las defensas frente a infecciones. Este efecto se produce por diferentes mecanismos.

– Aumento de la fagocitosis de los neutrófilos. Esta fagocitosis es O2-dependiente. Es importante en algunas infecciones crónicas por gérmenes aerobios, en especial las producidas por Staphylococcus aureus y  por  Pseudomonas aeruginosa; El fortalecimiento del sistema inmunológico es fundamentas en este tipo de pacientes que presentan escaras, debido que gran cantidad de estos tienen patologías crónicas asociadas e inmunodeficiencias (1-6)

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Dra. Carolina Covelli

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dra merce cruells

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dra layla martinez

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dra yvanna saenz

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dr miguel de miguel

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dra eirana beatriz acunya rodriguez