Fibromialgia


La Fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado en ligamentos y tendones y se caracteriza por tener sensación dolorosa a la presión en puntos específicos (Puntos dolorosos). La causa no se conoce, pero sí que hay muchos factores que la desencadena. Hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente y otras comienzan después de procesos identificables como puede ser una infección bacteriana. La fibromialgia no tiene curación definitiva, Los tratamientos que existen son para mejor el dolor y tratar los síntomas que acompañan.

Beneficios de la Cámara Hiperbárica:

El Oxigeno es fundamental y muy efectivo para la reducción, el retorno y la eliminación de los síntomas generados por la Fibromialgia. Con el aumento de oxígeno en sangre producimos:

– Efectos antiinflamatorios.

– Estimulamos la cicatrización y reparación de los tejidos.

– Aumento del flujo sanguíneo a nivel periférico del sistema nervioso central.

– Y tiene acción sobre los neurotransmisores.

Efectos fisiológicos de TOHB en FIBROMIALGIA:

El resultado de TOHB será tener grandes cantidades de oxigeno unido a la hemoglobina, y a la vez gran cantidad de oxigeno diluido en todos los tejidos, abarcando tejido muscular, nervioso, vascular y demás tejidos blandos y piel.

Al exponer los pacientes al ambiente de la cámara, se aumenta el oxígeno disponible que tienen todas las células y tejidos, incluyendo los neutrófilos para generar especies reactivas, especialmente especies reactivas de oxígeno (ROS por sus siglas en Ingles); por lo cual estimula la actividad de defensa de los neutrófilos en contra de posibles infecciones, fagocitando bacterias y removiendo restos celulares.

La presencia de altas cantidades de oxígeno, facilita procesos celulares dependientes de oxígeno interviniendo en las anormalidades bioquímicas, metabólicas e inmunoreguladoras que se asocian con fibromialgia. El entendimiento actual de la fisiopatología de la fibromialgia describe la enfermedad como un desorden en el procesamiento central del dolor y aún está en experimentación a espera de resultados concluyentes.

En cuanto a las anomalías en FIBROMIALGIA:

Bioquímicas. La anormalidad bioquímica más ampliamente conocida asociada con fibromialgia tiene que ver con niveles anormalmente bajos de serotonina. Se cree que los bajos niveles de serotonina en las plaquetas sean la causa de los niveles séricos bajos. Hay estudios que demuestran que los bajos niveles séricos se correlacionan con síntomas dolorosos; El TOHB podría intervenir en regular la síntesis de neurotransmisores (incluida serotonina) contribuyendo a disminuir la sintomatología dolorosa.

Otra anormalidad bioquímica sistémica que se ha demostrado en otros estudios se refiere a la elevación de la sustancia P de 2 a 3 veces en el LCR. Los niveles altos de este neurotransmisor aumentan la sensibilidad de los nervios al dolor.  Percibiéndose como recepción exagerada1, 4., el TOHB al tener efecto neuromodulador también podría intervenir en regular la síntesis de la sustancia P.

Metabólicas. En los pacientes con fibromialgia se presenta también una disfunción en el eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (H-H-A) y en el eje locus coeruleus-norepinefrina (LC-NE)1,2,5,6. Ambos ejes son componentes críticos de la respuesta de adaptación al estrés y son estimulados por la hormona liberadora de corticotropina (HLC), secretada por el hipotálamo, la amígdala y otras estructuras cerebrales. El eje LC-NE media la reacción inmediata al estrés y provoca un estado de alerta general y vigilancia, que prepara al organismo para la lucha o la huida, desde el punto de vista filogenético el dolor y el estrés están estrechamente conectados, las relaciones entre los dos fenómenos han despertado el interés sólo en los últimos tiempos. Particularmente Melzack7 formuló una teoría del dolor en la cual la HLC, el cortisol, las catecolaminas, en conjunto con el sistema inmune y los opioides endógenos, juegan un papel importantísimo6; estas hormonas y neutrotranmisores citados como las catecolaminas  y opioides endógenos  también son dependientes en su balance estricto de procesos oxidativas (Dependientes de oxigeno)

Otra alteración endocrina que se ha observado en los pacientes con fibromialgia son bajos niveles de hormona de crecimiento (HC, esta estimula el crecimiento y desarrollo a través de la producción de nuevas proteínas para reparar las rupturas musculares y para reemplazar las células y tejidos que han cumplido su ciclo1,2,8., y su síntesis también es oxigenodependiente.

Además, los pacientes que sufren fibromialgia tienen alteración en la etapa 4 del sueño (sueño delta), debido a intrusión de ondas alfa9. Como 80% de la HC se libera en forma pulsátil durante el sueño profundo, por tanto, su liberación se ve interrumpida en los pacientes de fibromialgia1; este cortejo fisiopatológico en un punto que aún no está bien dilucidado y dentro del cual deben partir estudios experimentales en pro de comprender mejor esta patología.

Neuroinmunológicas: En la fibromialgia se han descrito cambios en el SNC y en el tejido periférico… A esto se suma una activación glial, quizá por citoquinas por inflamatorias y aminoácidos excitativos, que juega un papel en el comienzo y la perpetuación de este estado de sensibilidad5,10,11, generando inflamación sobre la cual interviene directamente el oxígeno para revertir procesos inflamatorios y edema.

Musculares: De estudios hechos mediante biopsia muscular a individuos con fibromialgia, al compararlas con biopsias de sujetos normales, se ha podido determinar que el contenido de colágeno intramuscular es más bajo en los pacientes con fibromialgia, lo que podría favorecer microlesiones del músculo12; el TOHB directamente genera estimulación de los fibroblastos aumentando su migración y proliferación, los cuales son las células responsables de la síntesis de colágeno aumentado la estabilidad del mismo  lo cual es primordial en la reestructuración de las microlesiones que sufre el tejido muscular durante la vida diaria.

Neoangiogénesis: al aumentar la producción de factores de crecimiento endotelial vascular, que estimula la proliferación de células endoteliales y la formación de nuevos vasos sanguíneos o angiogénesis, de lo que se puede concluir que al tener un tejido muscular mejor irrigado con nuevos vasos sanguíneos de mayor densidad y calidad se verá traducido en una mejor oxigenación a largo plazo del tejido muscular y nervioso haciéndolos menos susceptible a los procesos  fisiopatológicos involucrados en esta patología.

CONSULTA A NUESTRO EQUIPO MÉDICO

dra yvanna saenz

A continuación indique su Centro de preferencia

He leído y acepto la Política de Privacidad